Isabella Aranda

El nado sincronizado es una exigente disciplina que combina natación, gimnasia y danza, se puede hacer en solitario, dúos, equipos o combinados, también llamados combos; quienes realizan en el agua una serie de movimientos elaborados al ritmo de la música. En Neighbor tuvimos la oportunidad de entrevistar a Isabella Aranda, Neighbor Teen, deportista de ésta disciplina y que con sus actuales 13 años de edad y 6 años en el deporte ha ganado 33 medallas en competencias que van desde torneos nacionales hasta panamericanos.

“Mi meta es tener la oportunidad de participar en los juegos olímpicos”.

Comenzó como nadadora, a los 8 años ya dominaba los 4 estilos olímpicos de natación: pecho, dorso, crol y mariposa, y gracias a su mamá decidió comenzar con la natación sincronizada. La memoria es indispensable pues se requiere una completa sincronía entre la música, los integrantes del equipo y los movimientos que se realizan.

Actualmente Isabella es una deportista de alto rendimiento, entrena toda la semana, lleva una rutina de estiramiento, atletismo y ejercicios para reforzar la fuerza física en brazos y piernas. Entrena de martes a sábado a veces hasta domingos de 4 a 5 horas diarias y los lunes por su cuenta en gimnasia para mejorar su elasticidad. Cuando no está nadando o entrenando está en la escuela como cualquier chico de su edad y en su casa dedica las noches para hacer la tarea.

“No sigo alguna dieta, pero sé bien lo que debo comer”.

Existen innumerables posiciones y figuras que las nadadoras deben realizar al son de la música que reproduce una bocina acuática sincronizada con la bocina exterior, algunas más complicadas que otras, pero siempre cuidando la sonrisa y lo artístico. Deseamos que Isabella logre su meta de competir en los juegos olímpicos, los invitamos a seguirla y apoyarla en su carrera deportiva.

GOURMET
Laparrillada perfecta
GOURMET
¿El gordito es lo más rico?
GOURMET
El asador ideal