La mayor parte del día nos encontramos fuera de casa, he ahí la importancia de contar con un espacio que te regale la tranquilidad, el descanso y la paz necesaria después de un día lleno de actividades.

El hogar puede ser 4 paredes con un techo o un lugar mágico donde compartas el tiempo y espacio con los tus seres amados; el convertirlo en un espacio acogedor nos corresponde únicamente a nosotros. Hoy en día existen un sin fin de muebles y accesorios apegados a tus necesidades y claro está, a tu presupuesto.

Tú puedes convertir tu hogar en un espacio único con muebles que integran todas tus necesidades y tus gustos al hogar; para esto podemos considerar los siguientes puntos:

Tipo de construcción

Terminados en muros (colores y textura), áreas o superficies en zespecífico y ver si cuentas con suficiente iluminación ya sea natural o artificial.

Definir el estilo

Como ejemplo, puedes tener un concepto donde se mezclen diferentes estilos: muebles en madera solida y hierro (estilo rústico industrial, minimalista o vintage industrial), fusionar la optimización del espacio con muebles multifuncionales, diseños y líneas definidas; muebles que se adapten a cualquier área.

Tu personalidad

Busca tu esencia y personalidad en tus muebles.

Espacios con vida

Dale vida a tus espacios con accesorios tales como plantas, cuadros, fotografías familiares y tapetes.

Lo justo

Acojinamiento justo, ya sea rígido, suave, intermedio; telas frescas, colores combinados e integrados con toda tu decoración y estilo.

Tu comodidad

Comodidad, tus muebles deben permitirte permanecer en ellos el tiempo necesario para sentirte relajado, en paz, descansado y junto a tu familia o de forma individual en un espacio tuyo, único, al cual cada día querrás llegar a él.

Gonzalo Navarro, IDEK Muebles