El color

El color, la impresión producida al incidir en la retina los rayos luminosos difundidos o reflejados por los cuerpos. Nos podemos poner muy técnicos a la hora de definir el color, pero es mejor decir “El color es un medio para ejercer influencia directa sobre el alma: el color es la tela, el ojo el macillo, y el alma es el piano con sus cuerdas.” El color es importante en nuestras vidas, sirve para advertirnos, para encontrarnos para ubicarnos, para sentirnos alegres o tristes, nos hace sentir frío o calor, mueve todos nuestros sentimientos y nos provoca sensaciones.

Como en todas las cosas, el color es necesario en la arquitectura, nos marca espacios, estilos e incluso resalta las formas. La arquitectura y color deben de vivir en armonía para poder conformar un espectáculo visual, pero, ¿cuál es la importancia del color en la arquitectura y los colores en edificios?

La psicología y teoría del color son muy extensas requieren carreras completas para comprenderse, pero, tu hogar o negocio requiere el color preciso para comunicar la sensación deseada: Blanco para pureza, inocencia y limpieza; Rojo el color de la pasión, simboliza intensidad y provoca apetito; Azul el favorito de todos para el frio y lo relajante; Amarillo un color luminoso asociado con alegría, diversión, envidia o celos; Negro la ausencia de luz se asocia con lo misterioso, el poder, la elegancia; Púrpura era el color más caro, se asoció con la realeza y la religión.

Estos consejos son muy básicos y solo es una pequeña orientación, es importante buscar asesoría de un experto para saber cuáles colores son los más adecuados para nuestros espacios, ya sea tu oficina, tu cuarto, el comedor la sala de estar o tu cuarto de juegos.

Oscar Irving, IR Arquitectos