Uno de los mayores problemas de salud que enfrentamos en la actualidad es el consumo desmedido de alimentos con azúcar, un producto tan adictivo y dañino como cualquier droga. La buena noticia es que cada día adquirimos más conciencia sobre lo perjudicial que es en nuestra dieta y ya se están implementando medidas para controlar su consumo. La mala noticia es que es muy difícil poder escapar del todo del azúcar, ya que se encuentra “escondida” en la mayoría de los productos que compramos.

Para ser capaces de romper con el ciclo adictivo que nos genera el azúcar, debemos aprender a identificarla en los ingredientes de lo que compramos y eliminarla de nuestra dieta. A veces aparece en las etiquetas con el nombre simple de ‘azúcar’ pero la mayoría de las veces viene bajo alguno de estos nombres: jarabe de maíz de alta fructosa, jarabe de malta, sacarosa, glucosa, malto dextrina, jugo de caña, fructosa, caramelo.

Por otro lado, ahora existen un sin fin de productos en el mercado endulzados artificialmente, con apariencia de ser muy saludables y dietéticos. Lamento decirte que es completamente falso. Los edulcorantes artificiales son tan dañinos como el azúcar, a veces incluso más. Estas sustancias químicas alteran nuestro organismo a tal grado que lo acidifican, dejan residuos tóxicos, afectan la respuesta de la insulina, predisponen a sufrir diabetes, inflaman nuestro intestino, descalcifican los huesos, producen migrañas, caries, etc… Ahora sabes que lo “sugar free”, “light” y “cero calorías” no es como lo pintan.

La idea de todo esto, no es dejar por completo los alimentos dulces. Qué triste sería el mundo sin poder comer un chocolate o un pastel de vez en cuando. La recomendación es buscar la opción más saludable para endulzar nuestros alimentos. Entonces, ¿qué si podemos consumir? La respuesta es simple: lo natural. La naturaleza nos ofrece una gran cantidad de alimentos ricos en sabor y
excelentes para endulzar saludablemente:

  • Si te gustan los smoothies o jugos, no tienes que agregarles azúcar extra, simplemente incluye una fruta dulce como medio plátano, papaya, melón o piña.
  • Si lo que buscas es hacer algún postre, puedes utilizar miel de abeja, miel de agave, azúcar de coco o jarabe de maple orgánica.
  • En casos de diabetes, lo más recomendable es utilizar endulzantes como la Stevia, un edulcorante natural procedente de una hoja. Es importante consumirlo en la forma más pura posible, ya que existen muchas versiones alteradas químicamente. Búscala en hojas deshidratas o extracto líquido, sin exceder su uso.
  • Busca alimentos que equilibran tu nivel de glucosa en sangre. Trata de incluirlos diariamente en tu dieta y verás los resultados:
    manzanas, canela, frutos cítricos, alimentos ricos en fibra, nueces y almendras, té verde y el vinagre orgánico de manzana.

El inicio de un nuevo año siempre nos inspira a mejorar. Busca hacer pequeños cambios en lugar de tomar decisiones drásticas, es más fácil conservarlos durante todo el año y así alcanzar metas duraderas a largo plazo. ¡Te deseo un increíble año 2017 lleno de salud y bienestar!

Vanessa Aguilar Lugo, Nutrióloga

Artículos recientes

Estos son los más recientes artículos que podrás encontrar en Neighbormx

Las fiestas patrias y el alcohol

Se acercan las fiestas patrias, momento perfecto para reunirse en familia o con amigos y sacar el gran espíritu que nos caracteriza a los mexicanos. Ya puedo saborearme un buen pozole o unas tostadas de pata, todo en medio de la verbena amenizada por el  mariachi, los...

¿Qué hace un médico psiquiatra?

Se tiene la creencia popular de que cuando vamos al psiquiatra es porque “estamos locos”, o que los psiquiatras solo atienden “casos graves”. ¿Qué tan cierto es esto? En este artículo, te voy a contar un poco más sobre la labor.  ¿Cómo se prepara un psiquiatra? Los...

Back to School

Para unos más que para otros, el tan esperado regreso a clases está próximo a llegar, por lo mismo les quiero compartir algunos tips que espero les resulten de utilidad para que puedan volver a la rutina de una forma más sencilla. Pensemos, para empezar, en lo que...