“Después de caer hasta el fondo, solo queda renacer como el Ave Fénix, renovarse y volverse más fuerte.”

La mujer actual es una mujer moderna, independiente, trabajadora que muestra al mundo que es capaz de ser madre, esposa, amiga, hija y hermana. La nueva realidad de la maternidad presenta cambios constantes y puede ser complicada. Se presenta  llena de emociones y de desafíos diarios, por eso es importante que las madres desarrollen mayores capacidades para enfrentarse a los retos de manera eficaz y que puedan ser un modelo para sus hijos durante toda su vida.

Muchas veces, la vida nos pone a prueba y nos enfrentamos a situaciones que superan nuestras capacidades: una enfermedad, la pérdida de un ser querido, un fracaso escolar o laboral, problemas económicos, etc. Ante esto, generalmente tenemos sólo dos opciones: dejarnos vencer y sentir que no podemos o sobreponernos y buscar la manera de salir fortalecidos.

Por esto, hoy quiero hablarles sobre un término que, aunque no es nuevo, recientemente ha tomado mucha fuerza. La resiliencia se define como la capacidad para adaptarnos de manera positiva a una situación adversa. El término proviene de la resistencia de los materiales que pueden doblarse sin romperse y recuperan su forma original. Cuando una persona es capaz de sobreponerse a contratiempos e incluso resultar fortalecida por ellos, se dice que tiene una resiliencia adecuada. Actualmente, dicha cualidad se aborda desde la psicología positiva: “superar algo, salir fortalecido y mejor que antes”.

Una persona resiliente presentará mayor equilibrio emocional  frente a las situaciones de estrés, soportando mucho mejor la presión y, de esta manera, tendrá una sensación de mayor control frente a las cosas y capacidad para enfrentar los retos. Cuando llega a fallar esta capacidad, aparecen síntomas como ansiedad, tristeza o enfermedades  psicosomáticas tales como gastritis, colitis, migraña, etc.

Todos podemos desarrollar la resiliencia a lo largo de nuestra vida, y como madres, podemos ser un modelo a seguir para que nuestros hijos aprendan a ser resilientes. Toda crisis siempre será una oportunidad para crecer y mejorar nuestras propias capacidades. Los primeros años de vida son ideales para desarrollar dicha capacidad y aprender a aceptar las frustraciones, lo cual evitará que de adultos fracasen ante cualquier contrariedad. Esto se logra al establecer vínculos sanos con los que nos rodean, ser empáticos, estar presentes y poner límites.

Actualmente, ser madre es un reto per se, pero si contamos con mejores capacidades emocionales como la resiliencia, podremos enfrentarlo de manera más exitosa y contribuiremos a formar individuos capaces e independientes.

Para enseñar a los niños a ser resilientes, la mejor manera es educarlos a través de nuestro ejemplo. Aquí unos pasos a seguir para ayudar a afrontar las dificultades:

Gabriela Berlanga Patiño 

Artículos recientes

Estos son los más recientes artículos que podrás encontrar en Neighbormx

Comunicación subacuática y vida marina

Al sumergirte entras en un mundo silencioso donde la información llega a tu cerebro por la vista, por el oído o por el tacto. Como nuestro diseño humano no nos permite hablar bajo el agua, debemos utilizar el lenguaje de señas, hacer ruido o tocarnos para...

Las fiestas patrias y el alcohol

Se acercan las fiestas patrias, momento perfecto para reunirse en familia o con amigos y sacar el gran espíritu que nos caracteriza a los mexicanos. Ya puedo saborearme un buen pozole o unas tostadas de pata, todo en medio de la verbena amenizada por el  mariachi, los...

Los 5 +: Fettuccine en Playa del Carmen

Si te gusta la comida italiana, el día de hoy, traemos para ti el top 5 de Fettuccine que podrán encontrar en Playa del Carmen y que, sin duda, debes de probar: Luma Te queremos recomendar que en Luma pruebes el fettuccine que nos preparó el Chef Estefano con almejas,...