La frustración es parte de la vida. No podemos evitarla, pero sí podemos aprender a manejarla y superarla. La frustración es un sentimiento de impotencia que emerge cuando las expectativas y deseos no pueden ser cumplidos o no corresponden a la realidad. El no poder resolver los sentimientos de frustración puede llegar a provocar tristeza, rabia, dolor, enfado, desmotivación y abandono de todas las metas y proyectos.

¿Cuáles son las causas?

  • El individuo tiene una percepción distorsionada de la situación que vive, ya que sólo ve el aspecto negativo de las cosas.
  • La persona tiene tendencia a querer controlar cada evento de su vida y la inhabilidad de mantener este control se ve reflejado en un sentimiento de desánimo.
  • El sujeto siente incapacidad de soportar el malestar que implica afrontar las situaciones dificultosas de la vida.

¿Por qué es importante aprender a tolerar las frustraciones?

Como cualquier otra emoción, la frustración tiene que ser controlada y canalizada de manera positiva para poder afrontar las dificultades y limitaciones que se le presentan en el día a día. Debemos comprender que pasar por una situación frustrante no significa fracaso. Desarrollar tolerancia a la frustración es un proceso que inicia desde la infancia y nunca termina, sólo se adquiere a través de la práctica haciendo frente a las emociones desagradables.

Las personas que aprenden a tolerar la frustración viven con menos estrés, porque son capaces de ver en cualquier problema una oportunidad y tienen la claridad suficiente ante las inconveniencias.

¿Cómo manejar la frustración?

Recuerda que el mundo no gira a tu alrededor, ni de nuestros gustos o deseos y que no pasa nada terrible cuando no obtenemos lo que queremos. Siempre hay algo que podemos hacer al respecto en lugar de enojarnos o quejarnos. Primero, analízate y crea conciencia de la emoción que estás sintiendo. Luego entrena lo siguiente:

Acepta la realidad tal y como es sin resistirte a ella porque haces un desgaste innecesario al ir contracorriente.

Céntrate en lo que sí puedes cambiar, tal vez no puedas hacer nada para modificar una realidad concreta pero lo que sí puedes modificar es tu actitud.

Piensa en el lado positivo de lo que te ha pasado. La frustración se tolera mejor cuando haces una lectura optimista de los hechos.

Ten fuerza de voluntad y no tires la toalla ante el primer obstáculo. Mantén la visión de tu vida a largo plazo para sobrellevar lo inmediato. Aprende a esperar cuando las cosas no ocurren en el momento que tú quieres.

Mónica Martín del Campo, Lucy´s Garden

Artículos recientes

Estos son los más recientes artículos que podrás encontrar en Neighbormx

Las fiestas patrias y el alcohol

Se acercan las fiestas patrias, momento perfecto para reunirse en familia o con amigos y sacar el gran espíritu que nos caracteriza a los mexicanos. Ya puedo saborearme un buen pozole o unas tostadas de pata, todo en medio de la verbena amenizada por el  mariachi, los...

¿Qué hace un médico psiquiatra?

Se tiene la creencia popular de que cuando vamos al psiquiatra es porque “estamos locos”, o que los psiquiatras solo atienden “casos graves”. ¿Qué tan cierto es esto? En este artículo, te voy a contar un poco más sobre la labor.  ¿Cómo se prepara un psiquiatra? Los...

Back to School

Para unos más que para otros, el tan esperado regreso a clases está próximo a llegar, por lo mismo les quiero compartir algunos tips que espero les resulten de utilidad para que puedan volver a la rutina de una forma más sencilla. Pensemos, para empezar, en lo que...