Antes de hacer tu viaje, toma agua abunadante para no deshidratarte, exfolia tu piel al menos 2 veces a la semana y usa alguna mascarilla corporal para hidratar la piel; Consume jugo de zanahoria para que tu bronceado sea excepcional.

Ya en la playa:

Procura que tus alimentos sean en su mayoría frutas y verduras para desintoxicar tu cuerpo, es ideal consumir jugo de zanahoria para evitar que se queme tu piel y agrega chicharo a tu dieta para prevenir el envejecimiento de la misma, usa protector solar en todo momento (procura que sea biodegradable si vas a entrar al mar); Toma una ducha antes de dormir para retirar los restos de sal y bloqueador así como impurezas, termina el día con crema corporal a base de aloe para recuperar la piel.

Ya de regreso de tus vacaciones exfolia para retirar las células muertas y evitar que la piel se manche, una mascarilla reparadora a base de lodos volcánicos y aloe vera es ideal, usa cremas hidratantes intensivas para recuperar la lozanía, así tu bronceado durará más.

Ahora si es hora de lucir en las fotos, disfruta al máximo tus vacaciones con una piel super cuidada.