La pesca submarina (spearfishing) siempre ha tenido matices, discordia y controversia en el tema de la seguridad, recuerda que estamos practicando un deporte de riesgo controlado en un hábitat acuático ya sea en el mar o en agua dulce, la cantidad de situaciones riesgosas son innumerables, por esta razón se trata de minimizarlas al máximo, estos son algunos consejos para seguir:

Un compañero confiable

El tener una pareja confiable es fundamental, la desorganización puede llevar a un marinero a perder literalmente a un pescador y no ser capaz de encontrarlo de nuevo, sobre todo si el mar está en condicione adversas, siempre toma en cuenta todos los aspectos de seguridad, recuerda que un malentendido o algún contratiempo en el mar pueden ser graves.Los riesgos y peligros sólo pueden ser evitados y sólo en el momento en que se conocen y se han tomado conciencia de ello.
El conocimiento y la toma en conciencia de los riesgos y peligros son el primer paso hacia la seguridad. A menudo se sabe que existe un riesgo porque se nos ha dicho, pero nos falta la percepción y la conciencia del “riesgo real”.
Por ejemplo, usted no puede probar un síncope para entender lo que es. Es mejor no hacerle ciertas experiencias, pero conviene seguir las enseñanzas que la conjura.

Pesca en pareja.

Si pescamos con un compañero, siempre toma en cuenta el estarnos vigilando el uno al otro, las posibilidades de un accidente grave disminuyen muchísimo.

Un factor clave en la seguridad de la pesca submarina, es entrar al agua al mismo tiempo, si luego nos separamos. Esto puede dar una falsa sensación de seguridad: Debemos tenemos en cada momento contacto visual de nuestro compañero, en caso de accidente poder ayudarle.

“UN GRAN PEZ A PROFUNDIDAD VALE LO MISMO QUE UNO EN AGUAS BAJAS, NINGUN PEZ VALE MAS QUE TU VIDA”.

No pescar nunca al límite.

No hay que subir nunca justos de aire, ya que puede surgir cualquier imprevisto desde engancharnos con algo, encontrarnos con alguna corriente, o simplemente calcular mal nuestras posibilidades, esto nos puede llevar a un accidente. Si llegaríamos a superficie muy cansados disminuiría mucho nuestro ritmo de pesca.

El mayor riesgo de muerte en pescadores y apneistas es el síncope o black out ( Desmayo por falta de aire), recuerda que el tiempo de espera y profundidad se va ganando gradualmente, con entrenamiento, nunca pesques al limite,

Saber dejar de pescar a tiempo.

La adrenalina hace que no hagamos caso a nuestro cuerpo y minimicemos que nos encontramos cansados, ahí estamos sobrepasando el límite.

Hay pequeños avisos antes de sufrir síncope:  El cansancio, sensaciones extrañas, hormigueos, estas siempre se dan antes del incidente. Cuando nuestras apneas empiezan a ser más cortas, nos sentimos cansados, las piernas cansadas, etc. Siempre será mejor dar por finalizada la jornada, recurada ser responsables, preparar tu pesca es un proceso que inicia un día antes por lo menos, si estamos cansados, desvelados o si tomaste alcohol no te recomiendo ir de pesca.

Un experto no se hace de la noche a la mañana.

Hay que tener en cuenta que iremos progresando con calma en la pesca submarina. Si eres principiante es muy recomendable controlar antes las zonas de poco fondo, aprende a pescar ahí, ve aumentando la profundidad progresivamente, si vamos directamente a zonas profundas, no aprenderás correctamente, no te encontraras cómodos y no estarás seguro.

Excelente pesca es igual a condiciones ideales.

Se previsor respecto al estado del mar, ya sea si vas en barca o si sales por un lugar complicado o desprotegido, hay que conocer y vigilar la corriente en todo momento, USA EL SENTIDO COMUN, no solo corremos el riesgo de perder nuestro valioso equipo. Un fuerte oleaje, la mala visibilidad,  la corriente u otros factores serán la receta perfecta para el desastre, recuerda puedes poner en riesgo tu vida.

Tiburones y barracudas.

En algunos países o temporadas, a veces se comparte la zona de pesca con depredadores. Lo principal es llevar los peces capturados en la boya, lejos del cuerpo, además hay que tener cuidado con ellos tras arponear un pez, ya que el movimiento y la sangre les excita. Evita llevar elementos brillantes (relojes, puñales) tienden a atraerles, sobre todo a las barracudas.

Cuevas y grietas

En las cuevas y grietas, hay que tener cuidado de no quedarnos enganchados, recuerda hacer movimientos tranquilos, nunca bruscos, ve a la segura. Es fundamental salir con una buena reserva de aire para poder solventar cualquier problema. Las grietas muy estrechas, demasiado profundas o peligrosas, es mejor evítalas, no vale la pena arriesgarnos por ellas.

Debemos considerar el efecto de nuestro disparo: El movimiento del pez, sobre todo si es muy grande, la suciedad que tendrá el agua (probablemente no se podrá ver nada dentro de la cueva tras disparar)

Carrete en nuestro arpón

Un carrete aumenta la seguridad, así como una línea flotante asegurada a la boya, sobre todo en pesca profunda. Recuerda que disparar a un pez y luchar con él para extraerlo de una cueva o subirlo desde una profundidad grande, puede ser muy peligroso, ya que nos esforzarnos quemamos más nuestra reserva de oxigeno, lo mas importante es tomarte el tiempo necesario, sube a respirar, mientras tu equipo este amarrado no tendrás riesgo de perderlo, si no es así un pescado de mediana talla puede arrebatar tu arpón de tus manos.

Por último, recuerda llevar contigo un silbato, este pequeño instrumento te ayuda a llamar la atención cuando uno te encuentras en una emergencia, te recomiendo utilizar un pito de alta calidad y que sea de plástico. (Uso obligatorio para competir).

Espero y te sirvan estos tips, nos leemos la próxima semana, ¡si necesitas algún consejo en especifico escríbeme en mis redes sociales!