En esta primera inmersión usarás el equipo conocido como SCUBA por sus siglas en inglés, que significa equipo de respiración autónoma subacuática y consiste en: 

Un tanque de aluminio o acero lleno de aire a una presión de entre 2,500 y 3,000 libras. Aire como el que respiramos todos los días pero al estar bajo presión es más frío razón por la que da una sensación de resequedad en la garganta durante la inmersión. Para solucionarlo, tragaremos saliva de vez en cuando durante el buceo. 

Un chaleco compensador de flotabilidad o BCD que mantiene el tanque en nuestra espalda y nos ayuda a controlar la flotabilidad mientras buceamos.

Un regulador que se conecta al tanque con una primera etapa y regula la presión del aire hacia cuatro mangueras que utilizaremos durante nuestro buceo. 

     1.- La primera se utiliza para el manómetro que lleva alta presión directa del tanque y que nos indica la cantidad de aire que resta en él. Esta manguera la debemos monitorear constantemente para mantenernos dentro de un límite seguro y con suficiente aire para regresar a superficie sin contratiempos. Tiene números de fácil lectura y una marca en la zona de precaución para controlar nuestro ascenso con aire suficiente para ello.

     2.- Otra manguera es la de segunda etapa primaria que utilizaremos para respirar por una boquilla de tipo snorkel y que nos dará el aire a demanda, esto quiere decir que nosotros controlamos cuanto aire necesitamos con cada respiración y así no hay desperdicio de aire.

     3.- La tercer manguera es una segunda etapa de emergencia que estará disponible para usarse si alguien necesita ser asistido y puede respirar del mismo tanque que nosotros al mismo tiempo y sin necesidad de maniobras complicadas. Generalmente es de color llamativo y de fácil acceso colocada en la zona del pecho.

     4.- La última manguera va conectada al compensador o BCD y nos permitirá poner aire en el chaleco para flotar en superficie cómodamente y controlar nuestra flotabilidad durante la inmersión.

Usaremos traje de neopreno de una medida adecuada como protección térmica para evitar enfriarnos demasiado durante la inmersión.  Esto es fundamental para disfrutar nuestro buceo. 

Las aletas son el medio de propulsión que usaremos para movernos bajo el agua. En combinación con la posición de nuestro cuerpo y el control de la flotabilidad serán un aditamento muy útil para tener un mejor avance bajo el agua. No hay que usarlas demasiado apretadas.

La máscara es fundamental durante el buceo. Nuestros ojos necesitan un medio aéreo para ver y esta nos lo proporciona bajo el agua. Es importante que nos quede cómoda y no demasiado ajustada.

 Usaremos un cinturón con plomos que será el lastre para sumergirse con facilidad y que en combinación con el chaleco serán la manera de controlar la flotabilidad. 

Durante la clase práctica en piscina aprenderemos técnicas y habilidades para manejar el equipo, lo que debemos y no debemos hacer, sentirnos cómodos rodeados de agua y disfrutar las inmersiones en el arrecife. Y de ello hablaremos en nuestra próxima charla.

Candy López

Dive Mike