Para unos más que para otros, el tan esperado regreso a clases está próximo a llegar, por lo mismo les quiero compartir algunos tips que espero les resulten de utilidad para que puedan volver a la rutina de una forma más sencilla.

Pensemos, para empezar, en lo que sucede al inicio de las vacaciones, desde el primer lunes libre apretamos los ojos desde nuestra cama para continuar durmiendo mientras nuestro reloj biológico nos hace favor de despertarnos a la hora habitual, hasta que con el paso de los días el organismo deja de insistir en despertar tan temprano por la mañana y dormirnos temprano por la noche.

Y así en la misma forma tardamos en acostumbramos al horario habitual. Por lo tanto funciona anticiparnos al cambio recorriendo el horario de sueño en forma gradual, sobretodo ayudar a los pequeños a hacerlo, bastará con despertarlos una hora más temprano cada tercer o cuarto día y así le damos oportunidad al sistema nervioso para estar más preparado para el primer día de clases.

La re – adaptación a la rutina incluye además de los horarios de sueño, los horarios para las comidas, el tipo de las mismas y las actividades a realizar, sobre todo posterior a un periodo prolongado de vacaciones se requiere un tiempo para retomar los hábitos, por lo que la mejor forma de ayudarles a los niños a colaborar para retomar la rutina que está por comenzar consiste retomar de manera gradual los hábitos apropiados desde un par de semanas previas y comenzar a recordarles con entusiasmo lo que les sea atractivo de la escuela, sus amigos, los juegos, momentos o aprendizajes, esto con la finalidad de motivarlos a retomar esta actividad, además ellos comenzarán a aprender el valor de anticipar y planear los cambios lo cual les facilitará  cualquier actividad que decidan enfrentar en un futuro.

Todos amamos a nuestros hijos y deseamos tanto disfrutarlos como educarlos, estos sencillos hábitos pueden resultar en el comienzo de una rutina y nos puede sorprender la facilidad con la que los niños pueden colaborar en las tareas cuando buscamos formas nuevas de motivarlos e incluirlos en las actividades.

Maria Guadalupe Castro Becerra                                                                                                                                                       Brain & Mind