Al sumergirte entras en un mundo silencioso donde la información llega a tu cerebro por la vista, por el oído o por el tacto. Como nuestro diseño humano no nos permite hablar bajo el agua, debemos utilizar el lenguaje de señas, hacer ruido o tocarnos para comunicarnos. Así desarrollamos las señales manuales básicas que son con las que podemos expresar diferentes ideas o necesidades.

Las señales manuales mas comunes que usaras durante la inmersión entre otras son:

Subir

Bajar

Alto

Todo bien

Compensar

Algo anda mal o problemas

Problema de oídos

Problemas de máscara

Revisa tu aire

Ir en una dirección

Mantenerse juntos 

Respirar

Revisa tu aire

Tengo poco aire

No tengo aire

Ver algo

Despacio

Sopla por la nariz

Sopla burbujas

En general las señales son muy lógicas y deberán hacerse lento y claro para asegurarse que se entiende lo que queremos expresar

Señales de ruido serian toques de algo metálico contra el tanque para llamar la atención y provocar que los buzos entren en alerta ya que será difícil determinar quien esta haciendo el sonido pero se escuchará claramente aun cuando no estemos viendo quien lo este emitiendo.

De ser necesario usar señales de tacto será en circunstancias de poca visibilidad que son situaciones poco comunes por lo que durante tu primera inmersión no será una practica necesaria pero puedes estar alerta a un toque sutil o un apretón de manos para llamar la atención y comunicarse alguna otra cosa.

Hay señales manuales para comunicarnos lo que estamos viendo asi podemos decirles a los demas que vean tal o cual cosa, seria el caso al ver ciertos animales como:

Tortugas, Langostas, Pulpos, Barracudas, Morenas, Rayas, Peces trompeta,
Sargentos, Cangrejos

La vida acuática es muy variada e impredecible, los arrecifes de coral están habitados por muchas especies marinas diversas que encuentran refugio de los depredadores y en su mayoría están formados por corales duros y suaves, así como por organismos invertebrados, algas y un sinfín de especies que en ellos viven.

Lo mas importante cuando visitas un arrecife de coral es NO tocar nada ni dejar que nada te toque, el arrecife es un organismo vivo muy frágil que puede condenarse a muerte si lo tocamos o golpeamos, aun cuando lo hagamos muy suavemente o por accidente. Por esta razón debemos ser especialmente cuidadosos con nuestras aletas y poner atención en donde nos recargamos si necesitamos detenernos. Esto es ademas importante porque hay organismos que nos pueden lastimar por que tienen espinas, veneno o pueden mordernos.

La vida acuática no es de estar esperando quien pasa para morderlo o picarlo pero tendrá un instinto defensivo si te acercas mucho, si lo tocas, intentas tocarlo o si por accidente te recargas en el. Por estas razones siempre serás cuidadoso de no tocar o molestar la vida acuática y serás especialmente cuidadoso al recargarte en el fondo o nadar cerca del mismo o del arrecife. También debes evitar colectar objetos para llevarte de recuerdo una concha o caracol, con el fin de que nuestra visita a este entorno sea lo menos impactante posible.

En general, la idea es observar la vida acuática y solamente ser un visitante respetuoso del entorno que visita.

Ahora que puedes comunicarte bajo el agua, estas listo para ¡¡¡La Primera Inmersión!!!